La figura de Steve Jobs

Cuando me enteré hace ya unas semanas que iban a estrenar una película sobre la vida de Steve Jobs, pensé:”otro invento para vendernos algo que nos sabemos de memoria y estamos hartos de escuchar. Anda que no van a alargar la historia”.

Steve Jobs 1La primera vez que yo escuché el nombre de Steve Jobs fue el día que falleció -si, lo sé, muchos estáis pensando que en qué mundo he vivido los últimos años-. Esta triste noticia coincidió con mi inicio en el mundo del Marketing, eran las primeras semanas de curso y recuerdo que se utilizaba al Sr. Jobs como ejemplo, quizás de forma demasiado repetitiva, para casi cualquier cosa. Clases como Introducción al Marketing  y Marketing y Técnicas de Comunicación nos hablaban de la figura de Steve Jobs a la hora de crear una importante ventaja competitiva y, por supuesto, a la hora de comunicar. Un profesor nos contó la vida de Jobs, cómo había empezado en el garaje de su casa, su evolución, etc. Muchos salieron de aquella clase con un nuevo ídolo (Jobs, por supuesto), mientras que alguno todavía se mostraba reacio a verle como el “superhombre” que creía que nos estaban intentando vender. Ese “alguno” era yo.

Puede parecer extraño no sentir una cierta admiración por Steve Jobs, aunque sea mínima, pero yo no conseguía entender que veía la gente en él. Yo pensaba que todo el trabajo duro de Apple se lo había currado Steve Wozniak, el socio inicial de Jobs. Que por tener un par de buenas ideas no te mereces ser un héroe.

Estaba completamente equivocado.

Ha pasado el tiempo, y ya entro en la recta final de la carrera, y si algo me han enseñado los profesores que he tenido estos años, ha sido a tener un nuevo punto de vista, a mirar las cosas desde los ojos de un “marketiniano”. Pues bien, aquí es donde aparece el anuncio de la película de Steve Jobs, y aunque mi primera reacción es contraria a ella, decido darle una oportunidad, no a la película en sí, sino a la figura del propio Jobs.

Leo, investigo, pregunto y busco toda la información, posible sobre él, y a medida que voy sabiendo cosas, enterándome de cómo era la acción de Steve Jobs en Apple, incluso leyendo frases suyas, me doy cuenta del error que cometí al hacerme una idea preconcebida de él. Si tuviese que quedarme con una de todas las cosas que leí sobre él, sin duda elegiría esta frase: “Mi trabajo no es caer bien a la gente. Mi trabajo es hacerles mejores”. Para mí esa frase refleja la personalidad de Steve Jobs. Él solo quería empleados que creyesen en lo que hacían, y pretendía sacar lo mejor de ellos, de manera que hiciesen de Apple algo grande.

Volviendo al tema, finalmente decidí ver la película para poder tenerlo claro de una vez, porque, ya sabéis, una imagen vale más que mil palabras. ¡Y vaya si las valió!

Por momentos parece que realmente estás viendo al verdadero Steve Jobs, a aquel loco, revolucionario y genial comunicador que, junto con su equipo, se encargó de levantar un imperio multimillonario partiendo de una placa base, un taller en un garaje y el sueño de hacer algo grande.

Por esto y mucho más, Steve Jobs se ha convertido en un referente para los que vivimos el Marketing. Aconsejo leer sobre él  [1], ver videos de conferencias, como el Discurso de Steve Jobs en la Universidad de Harvard (2007) y reflexionar sobre sus frases. Yo, mientras tanto, seguiré investigando y aprendiendo para intentar dejar mi huella en el mundo, como hizo Steve Jobs.

“Por los locos, los marginados, los rebeldes, porque las personas que están lo bastante locas como para creer que pueden cambiar el mundo, son las que lo logran.”

[1]. WALTER ISAACSON (2011). Steve Jobs: La Biografía. EEUU: Simon & Schuster

Sobre José Carlos Gamero

José Carlos Gamero ha escrito 10 entradas..

Marketing, turismo y deporte. Lo suficientemente loco como para creer que puedo cambiar el mundo.

Comparte!
    Marketing, turismo y deporte. Lo suficientemente loco como para creer que puedo cambiar el mundo.

    Dejar un comentario

    *

    captcha *