Entrevista a Roser Parejo “La motivación, una cosa de dos”

“Yo creo que cuando se entiende una organización como un sistema  donde todos compartimos los valores de la organización y esos valores están en consonancia con nuestros valores personales, es ahí cuando se dice que fluimos todos en la misma dirección.”

 

ROSER PAREJO

 

 

Roser Parejo es Formadora de Postgrado en ESIC Barcelona, en el área de competencias directivas. Actualmente trabaja como Coach corporativo y personal. También es consultora sénior en el Departamento de RR.HH y formación en la empresa TDS y en la U.O.C como consultora de los estudios de Piscología y Psicopedagogía. Anteriormente ha trabajado en diferentes instituciones como responsable de desarrollo y formación.

Es Licenciada en Psicología por la Universidad de Barcelona, Máster en Coaching Integral, Practitioner en Programación Neurolingüística por la Asociación Española de PNL, Máster de Comunicación Social por la UPF, Máster de Experto Europeo en Formación, además de diferentes Postgrados en Metodologías e Ingeniería de la formación por la UPC.

Nos explica desde el punto de vista de una coach su opinión sobre la motivación entre trabajador y empresa. Nos ayuda a entender una organización como un sistema y cuál es el camino para llegar al éxito sin dejar de lado la parte más humana.

 

Hola Roser, muy buenos días. ¿Por qué te interesó esta tarea tan específica como es el Coaching? ¿Y cuándo decidiste o supiste que te querías dedicar a ello?

 Bien, creo que realmente lo he sabido siempre, desde que profesionalmente trabajaba en Recursos Humanos. Siempre he tenido facilidad para sintonizar con las personas y de alguna manera ayudaba a  sacar lo mejor de ellas. ¿Cuándo me he decidido a dedicarme exclusivamente al Coaching? Pues cuando tomé consciencia, que es a lo que yo obligo a mis coachees a hacer (ríe), tomé consciencia de que era lo que más me gustaba y decidí apostar por esta vía y desarrollarme profesionalmente en el ámbito que me motiva y me satisface.

Realmente la motivación es importantísima. Un equipo motivado es capaz de aportar ideas creativas e innovadoras, de dar una buena imagen si este está de cara al público etc. ¿Opinas que las empresas no son conscientes aún que con una motivación real y sincera hacía los trabajadores el éxito de esta mejoraría en todos los aspectos?

Yo creo que las empresas sí que son conscientes, lo saben. Lo que pasa es que tratar única y exclusivamente la motivación desde el ámbito de la empresa sería injusto. Te explico, en el ámbito de la motivación y en el trabajar conjuntamente un trabajador con una empresa hay dos responsabilidades, tanto la responsabilidad del trabajador como la de la empresa. El trabajador ha  de ser consciente que se le contrata no solo para hacer un horario sino para aportar lo mejor de él a un puesto de trabajo. La empresa debe ser consciente que ha de sacar lo mejor de su trabajador pero lo ha de acompañar en ese proceso. Solo cuando se unen esas dos responsabilidades, entonces es cuando contamos con empresas motivadas.

¿Sostienes la eficacia de las comisiones individuales para motivar e incentivar al trabajador y saque lo  mejor de sí?

 Sí que es cierto que cuando añades el elemento de competencia hace que sea un elemento que pueda disonar en el tema de la motivación. Pero en cambio he visto comerciales, por ejemplo, que han sido muy competitivos pero al mismo tiempo también han sido muy respetuosos con la organización y con sus compañeros. Es decir, que tú  desees ser el mejor no implica que sea a costa de otra persona, sino simplemente yo quiero ser el mejor y es fantástico el compañero que me quiera acompañar en ese proceso. No tiene porque ser algo malo ser competitivo, si eres honesto en el proceso  sin utilizar  “artes arteras”.

 Lo que suele pasar es  que a veces existe una forma de entender mal la competencia o enfocarla mal. Debería enfocarse  más fomentando la colaboración entre todos. Que  alguien consiga un objetivo en una organización, es decir,  en un sistema,  es beneficio de todos y todos de alguna manera hemos colaborado desde nuestros puestos a conseguir ese objetivo desde la recepcionista transmitiendo una buena imagen, hasta el administrativo etc.

 Yo creo que cuando se entiende una organización como un sistema  donde todos compartimos los valores de la organización y esos valores están en consonancia con nuestros valores personales, es ahí cuando se dice que fluimos todos en la misma dirección.

Aunque se trate de un tópico, existe aquello que lo corrompe todo ¿Se podría decir que el incentivo económico es el estímulo más eficaz?

 Algún alumno me lo ha  preguntado en clase y siempre les digo lo mismo (ríe). Pues bueno, ¿El agua por si es motivadora? Pues ahora mismo que estoy aquí haciendo la entrevista contigo el agua no me es nada motivadora, pero por ejemplo si ahora me voy al desierto y llevo 3 días caminando bajo un sol de cuarenta grados, un vaso simple de agua me resultaría de lo más motivador. El incentivo económico en momentos de crisis cuando hay personas que no tienen un salario que les digas “vas a trabajar por ochocientos euros” para ellos es muy motivador porque es la salvación. Dicho esto, como elemento único el salario no es motivador. Cuando tú tienes de alguna manera todo lo que sería el ámbito de la supervivencia cubierto el salario por sí solo no motiva a ir a trabajar y sacar lo mejor de ti. Por el contrario tener un salario que tu percibes por debajo de lo que tu aportas a la organización si es desmotivador, pero tener más sueldo cambiando otras condiciones a veces no motiva tampoco, es como esta frase: “prefiero trabajar menos pero hacer esto que a mí me gusta”.

En cuanto a esto de “trabajar menos” pero más a gusto, hay una nueva tendencia que están implantando algunas empresas que consiste en políticas de jornadas laborales de sólo 4 días a la semana o otras que cuentan con una cultura de flexibilidad laboral, es decir, que permite a los empleados organizar y gestionar sus propios horarios. ¿Crees que un futuro cercano se podría implantar este sistema de forma natural en las organizaciones?

 Cuando se parte de una organización y de un trabajador responsable, es decir, el trabajador tiene definido sus objetivos a conseguir y será él quien gestione su tiempo. La empresa pedirá resultados, ya no estaremos en una organización en la que tú fichas y estás obligado a estar ocho horas establecidas de tu jornada de trabajo.  Al trabajador se le pedirán resultados, si lo consigues en cuatro días “perfecto”, si lo consigues en tres “qué bueno eres”. Es una tendencia que funcionara solo y si el trabajador es consciente del motivo por el cual se le contrata y la empresa es consciente que está gestionando talento y resultados, no tiempo.

 

A parte de estas tendencias ¿Se te ocurre otro tipo de fórmula o modo que crees que funcionaria para motivar y estimular a las dos partes?

 En cuanto a motivación hay multitud de teorías que han estudiado la motivación en mucha más profundidad que yo. Lo que si me estoy dando cuenta es que aquellos líderes que ayuden realmente  a los trabajadores en su desarrollo profesional hacen que tengan una predisposición y actitud mucho más positiva. Aquellos líderes que sean más transparentes en el sistema de comunicación de su organización hacen que su equipo este más cohesionado.

 En un sistema en el que hay una comunicación transparente uno no tiene miedo. Puede aportar ideas, porque saben que se las respeta, pueden indicar aquello que le va a dificultar porque sabe que se le acompañará y se buscará entre todos una solución, y no tiene tampoco miedo de trabajar y sacar lo mejor de sí porque tiene confianza en que sus compañeros van a hacer lo mismo en un camino en el que están juntos.

 Creo que esos valores en una organización quizás, permítame que diga, más humana, en realidad son más motivadores.

Porque es tan difícil encontrar organizaciones que sean como tú dices “humanas” si sería lo natural y lo sencillo. ¿Es tan difícil ser transparente y honesto?

 No, no creo que sea difícil, lo que pasa es que las organizaciones operan en tres niveles: La orientación a objetivos, motivación de las personas, como individuos y enfoque por valores y cultura. Es decir, una organización es, un conjunto de personas que trabajan para conseguir unos objetivos en un entorno determinado, en una cultura con unos determinados valores. Cuando la organización solo tiene en cuenta uno de estos tres factores  es cuando la cosa no convence y por lo tanto no funciona. Por ejemplo; cuando una empresa implementa un sistema de horario flexible pero luego se impone una supervisión muy estricta. No se tiene una visión global y no se consideran todos los niveles de la empresa, no se hace un liderazgo consciente y por lo tanto se van poniendo tiritas a mares. Cuesta mucho que las empresas sean conscientes de los elementos que forman este sistema e implementar soluciones en los tres niveles.

 

Ya para terminar la entrevista… ¿Sabrías decirme qué proyecto  en el que tu implicación condujera al “éxito” tienes mejor recuerdo?

 Esta es una pregunta difícil y te voy a explicar por qué, porque en un determinado momento de mi vida, yo ya tengo una cierta trayectoria y unos ciertos años a mi espalda (ríe), pensaba que el éxito tenía que ser algo grande, algo impresionante… ¿no? Algo que tú dejes huella, y bueno, sí que es cierto que los éxitos han de dejar huella, pero yo me he  dado cuenta que la vida está llena de pequeños éxitos y un éxito puede ser llevar adelante un proyecto en el cual tus superiores no confían, pero en el que tú crees e inviertes tiempo,  ganas y esfuerzo con los mejores resultados. Eso puede ser un éxito, pero como te decía el éxito está en mi vida en pequeños detalles por ejemplo que una alumna que no quería estudiar, este ahora mismo  delante de mí, haciéndome una entrevista y que me diga que, nada, que en cosa de tres meses termina la carrera.

Sobre Nuria Morgado

Nuria Morgado ha escrito 7 entradas..

Alto grado de empatía e implicación en nuevos proyectos. Ilusión para adentrarme en el mundo profesional al que me dirijo. Amante del lado más creativo de la vida. Estudiante de Publicidad, Marketing y RRPP en ESERP.

Comparte!
    Alto grado de empatía e implicación en nuevos proyectos. Ilusión para adentrarme en el mundo profesional al que me dirijo. Amante del lado más creativo de la vida. Estudiante de Publicidad, Marketing y RRPP en ESERP.

    Dejar un comentario

    *

    captcha *