El papel del nuevo consumidor

Con las redes sociales, los consumidores son ahora la clave en la comunicación de las marcas. Se han convertido en prosumers gracias al papel activo que han ido teniendo. Podríamos decir que un prosumer es aquel consumidor capaz de generar contenido y aportar su opinión sobre un producto, idea o servicio de una empresa gracias a la aparición de las redes sociales.

A causa de este gran cambio, las empresas se están viendo obligadas a cambiar su forma de comunicarse con los consumidores.  Así pues, tener un perfil abierto en las redes sociales ya no es una elección. Cada vez es más importante y necesario para que las marcas se relacionen y conozcan las opiniones de los usuarios.

Los consumidores pasan de ser un elemento importante en el entorno de la comunicación a ser imprescindibles. Su intervención y participación con la marca es esencial y podríamos afirmar que el consumidor es ahora co-creador de la marca. Con esto nos referimos que pasan a producir también el contenido. Podemos encontrar muchos ejemplos que responden a este cambio que se está llevando a cabo por las empresas y que hacen del consumidor un diseñador de marcas.

La última y la más conocida ha sido sin duda la campaña de #Comparte Coca-Cola con”. Han hecho una campaña masiva en la que el consumidor podía personalizar el nombre de su botella a través de su página web. Al mismo tiempo, las latas que compramos vienen ya personalizadas con nombres comunes y en muchos casos, incita a la interacción de los consumidores para que lo compartan en las redes si conocen a alguien con ese nombre.

También por su parte, Nutella permitía a los usuarios personalizar sus botes con el nombre que quisieran. Aunque fue también una campaña muy interesante, no fue tan mediatizada como la de Coca-Cola.

Pero estos no son los dos únicos ejemplos que encontramos. Doritos quiso que los consumidores eligieran por ellos. Pedían que se «destruyera» un sabor para sacarlo al mercado y premiaban a 20 finalistas que habían votado.

Para acabar, Freixenet utilizó el año pasado un concurso basado en el crowdsourcing en el que pedían a los usuarios que enviaran su vídeo a través del canal de Youtube mostrando por qué brindaban. Los ganadores aparecerían en el spot navideño y, en este caso, la participación del usuario era indispensable. El crowdsourcing es una colaboración externa que se les propone a individuos a cambio de una créditos, derechos en la campaña, aparición en spots… En esta situación sería garantizar la aparición del video en televisión y otros medios.

Sin título

 

Con todos estos ejemplos, demostramos que cada vez más se tiende a implicar al consumidor en las diferentes fases de creación de una marca. Conocer sus insights (percepción, definición o visión que tiene el consumidor de un producto) es necesario para asegurar la participación en la campaña. Y sobre todo, las redes sociales son esenciales para fomentar esta participación.

 

Sobre Cristina Rodrígues

Cristina Rodrígues ha escrito 11 entradas..

Apasionada por el mundo de la comunicación, relacionada con la actualidad y las tendencias pero sobre todo entusiasta con todo lo que hago. Estudiante de Publicidad, Marketing y RRPP en ESERP.

Comparte!
    Apasionada por el mundo de la comunicación, relacionada con la actualidad y las tendencias pero sobre todo entusiasta con todo lo que hago. Estudiante de Publicidad, Marketing y RRPP en ESERP.

    Dejar un comentario

    *

    captcha *